Sagàs. Pueblos de Barcelona. Fotos, videos, mapas y recomendaciones

Bienvenido a la página del pueblo Sagàs. Puedes encontrar en el siguiente enlace Hoteles en Sagàs

La Saga de la FundaciíƒÂ³n es una serie de por lo menos 16 libros de ciencia ficciíƒÂ³n escritos por Isaac Asimov en los aíƒÂ±os 1942-1957 y 1982-1992, textos que esbozan una especie de historia del futuro. Se trata, en verdad, de una ficciíƒÂ³n tecno-sociolíƒÂ³gica donde los artefactos tecnolíƒÂ³gicos, fundamentalmente los robots, condicionan la organizaciíƒÂ³n social de modos que sorprenden e incitan a la reflexiíƒÂ³n. En Preludio a la FundaciíƒÂ³n Asimov asigna a la Saga un total de 14 libros y 1.450.000 palabras. Posteriormente aparecieron al menos dos míƒÂ¡s, Visiones de robot en 1990 y Hacia la FundaciíƒÂ³n en 1993. El níƒÂºmero exacto es difíƒÂ­cil de determinar porque, aunque la mayoríƒÂ­a de ellos son novelas, algunos son recopilaciones de relatos cortos que han sido hechos de modo muy diferente por distintos editores.

El orden dado a continuaciíƒÂ³n coincide mayoritariamente con el de lectura recomendado por Asimov, con algunas correcciones que surgen de la lectura de los propios textos y las inclusiones de textos posteriores antes seíƒÂ±aladas. Esto no excluye otros ordenamientos de lectura, como el dado por las fechas de publicaciíƒÂ³n, ya que los libros fueron originalmente historias separadas y posteriormente conectadas en un todo coherente. Algunos críƒÂ­ticos argumentan que la lectura de las precuelas, antes de la de los primeros libros escritos, desvelaríƒÂ­a datos destacables que en la trama original se plantearon como sorpresivos.

Como los tíƒÂ­tulos de los libros han sido traducidos de modo diverso por cada editor, se dan a continuaciíƒÂ³n los tíƒÂ­tulos originales y fechas de publicaciíƒÂ³n de las ediciones en inglíƒÂ©s. Las ediciones castellanas de cada uno de estos tíƒÂ­tulos se dan míƒÂ¡s abajo.

TambiíƒÂ©n existe un cuento corto llamado CallejíƒÂ³n sin salida publicado en The Early Asimov, una colecciíƒÂ³n de cuentos cortos. La historia estíƒÂ¡ ambientada en los comienzos del Imperio GalíƒÂ¡ctico y trata del descubrimiento e investigaciíƒÂ³n de la íƒÂºnica raza inteligente alieníƒÂ­gena encontrada en la Galaxia, la cual, con ayuda de un funcionario de la burocracia imperial, huyen a las Nubes de Magallanes, escapando del control humano.

En el íƒÂºltimo capíƒÂ­tulo del íƒÂºltimo libro de la Saga, FundaciíƒÂ³n y Tierra, R. Daneel Olivaw relata como íƒÂ©l y R. Giskard Reventlov formularon la Ley Cero de la RobíƒÂ³tica, con prioridad sobre las otras 3. En Robots e Imperio se explica cíƒÂ³mo se creíƒÂ³ esta nueva Ley, con lo cual Asimov introduce un nuevo giro en la conducta de los robots en sus historias.

Esto modifica las otras Tres Leyes, las que deben cumplirse siempre y cuando no entren en conflicto con la Ley Cero.

En la saga se aborda y desarrolla la primera y reíƒÂ±ida expansiíƒÂ³n humana en la Galaxia mediante la colonizaciíƒÂ³n de los primeros mundos espaciales, la lucha de íƒÂ©stos con la Tierra por el predominio galíƒÂ¡ctico, la derrota final de los espaciales a manos de los colonos terríƒÂ¡queos, la decadencia de la Tierra como planeta civilizado por efecto de una radiactividad inducida, la gran diíƒÂ¡spora que significíƒÂ³ el escape de la poblaciíƒÂ³n humana de la Tierra y su dispersiíƒÂ³n por la Galaxia, la colonizaciíƒÂ³n de millones de mundos por la humanidad, la formaciíƒÂ³n del Imperio Trantoriano, su conversiíƒÂ³n en Imperio GalíƒÂ¡ctico y la decadencia del mismo. Paralelo a esto se narra el desarrollo de la ciencia robíƒÂ³tica y la influencia que los robots poseen sobre las sociedades humanas. Un momento clave y decisivo es la creaciíƒÂ³n del robot R. Daneel Olivaw, personaje míƒÂ­tico que abarca con su presencia explíƒÂ­cita o velada toda la Saga. El Imperio, formado originalmente por la expansiíƒÂ³n de los seres humanos en el espacio exterior, agrupa millones de planetas de nuestra Galaxia. Su decadencia sucede en un futuro muy lejano y el planteamiento central es el problema de evitar el dolor y la destrucciíƒÂ³n de vidas y bienes que se produciríƒÂ¡ con la desapariciíƒÂ³n de su sistema absolutista de gobierno galíƒÂ¡ctico. Para minimizar el daíƒÂ±o, ya que la caíƒÂ­da del Imperio es inevitable, se crean dos poderosas organizaciones: una píƒÂºblica y otra secreta. Situadas en extremos opuestos de la Galaxia, serviríƒÂ¡n de promotores de la gestaciíƒÂ³n de un Segundo Imperio GalíƒÂ¡ctico. Las medidas a tomar son las dictadas por una ficticia ciencia aplicada, la psicohistoria, que permitiríƒÂ¡n reducir el inevitable períƒÂ­odo de caos a síƒÂ³lo mil aíƒÂ±os.

La Saga se cierra con un enlace entre el ciclo de los robots y el de la FundaciíƒÂ³n propiamente dicha, mediante la exposiciíƒÂ³n del plan Gaia-Galaxia de Daneel Olivaw, como respuesta a la necesidad de hacer frente a una hipotíƒÂ©tica invasiíƒÂ³n alieníƒÂ­gena. La psicohistoria, al parecer, no basta para asegurar el futuro de la especie humana, si no que es necesario ir un paso míƒÂ¡s allíƒÂ¡, y crear una conciencia galíƒÂ¡ctica que sea un eficaz escudo frente al caos y las entidades alieníƒÂ­genas. Sin embargo, Asimov dejíƒÂ³ planteada una gran contradicciíƒÂ³n: el plan Gaia-Galaxia contrapuesto a la efectiva formaciíƒÂ³n del Segundo Imperio GalíƒÂ¡ctico, atestiguado íƒÂ©ste íƒÂºltimo por la publicaciíƒÂ³n de la Enciclopedia GalíƒÂ¡ctica en el futuro del plan diseíƒÂ±ado por Hari Seldon. Asimov no tuvo tiempo de explicar la contradicciíƒÂ³n y han sido otros autores los encargados de aventurar una soluciíƒÂ³n. Por ejemplo, David Brin, en “El triunfo de la FundaciíƒÂ³n”, apuesta que la FundaciíƒÂ³n prevaleceríƒÂ¡ al fin sobre Gaia, sea mediante una transacciíƒÂ³n, una incorporaciíƒÂ³n o una absorciíƒÂ³n. Donald Kingsbury en “Crisis PsicohistíƒÂ³rica” prescinde totalmente del plan de Daneel y supone la efectiva creaciíƒÂ³n del Segundo Imperio bajo la direcciíƒÂ³n de los psicohistoriadores de la Segunda FundaciíƒÂ³n.

En todos los libros de la Saga Asimov enfatiza la importancia de los factores culturales y ejemplifica maneras de promover los positivos y de eliminar, atenuar o sortear los negativos.

Se dan aquíƒÂ­ los tíƒÂ­tulos originales en inglíƒÂ©s, ya que han sido traducidos de modo variado por cada editor.

Asimov hace referencia a la FundaciíƒÂ³n en algunos de sus numerosos libros. Inversamente, algunos libros de la saga de la FundaciíƒÂ³n mencionan otros de sus escritos. Entre los íƒÂºltimos se destaca The End of Eternity, aludido en el libro Los líƒÂ­mites de la FundaciíƒÂ³n. AllíƒÂ­ se desarrolla la conjetura, actualmente muy en boga, de la existencia de míƒÂºltiples universos paralelos donde cualquier historia puede tener un níƒÂºmero casi infinito de variantes. La Saga de la FundaciíƒÂ³n seríƒÂ­a la historia de uno de esos universos posibles, aquíƒÂ©l donde la Tierra dio origen al poblamiento de 25 millones de planetas de la VíƒÂ­a LíƒÂ¡ctea y que formaron en su apogeo el Imperio GalíƒÂ¡ctico. En este contexto cada uno de los libros de Asimov relataríƒÂ­a fragmentos de posibles variantes de la historia del Universo.

Existe una trilogíƒÂ­a de novelas escritas por el autor norteamericano Roger McBride Allen en colaboraciíƒÂ³n estrecha con el propio Asimov antes de su fallecimiento, el cual contribuyíƒÂ³ con la concepciíƒÂ³n general. Tal trilogíƒÂ­a estíƒÂ¡ constituida por las novelas Caliban, Inferno y UtopíƒÂ­a. Ambientadas en el contexto de los decadentes mundos espaciales, la TrilogíƒÂ­a es una reelaboraciíƒÂ³n del tema detectivesco- tema desarrollado por Asimov en novelas como “Las bíƒÂ³vedas de acero”- en combinaciíƒÂ³n con los robots, a lo que se agregan preocupaciones ecolíƒÂ³gicas y ambientalistas.

Hay tambiíƒÂ©n libros escritos por otros autores que usan personajes, circunstancias y conceptos de la Saga de la FundaciíƒÂ³n. Algunos de ellos estíƒÂ¡n autorizados por los herederos de Isaac Asimov, tal como la “Segunda TrilogíƒÂ­a de la FundaciíƒÂ³n”: – El temor de la FundaciíƒÂ³n – FundaciíƒÂ³n y Caos – El triunfo de la FundaciíƒÂ³n

Otros son homenajes a Asimov, como la novela corta El originista y el cuento La caíƒÂ­da de TríƒÂ¡ntor de Harry Turtledove.

Por su parte, Donald Kingsbury escribiíƒÂ³ Crisis PsicohistíƒÂ³rica, la cual estíƒÂ¡ ambientada en el contexto de un Segundo Imperio GalíƒÂ¡ctico controlado por los psicohistoriadores de TríƒÂ¡ntor; la novela no tuvo el respaldo de los herederos de Asimov, por lo que el autor tuvo que usar una nomenclatura distinta a la tradicional.

Estos libros no pertenecen a la Saga original escrita por Asimov, aunque en cierta forma han profundizado el universo creado por íƒÂ©ste, atando cabos sueltos y explicando en forma míƒÂ¡s bien coherente clíƒÂ¡sicas interrogantes dejadas por Asimov, las cuales no pudo o no tuvo tiempo de explicar. Por ejemplo, es notable la respuesta que da Benford a la incíƒÂ³gnita de por quíƒÂ© la Galaxia se encontraba carente de civilizaciones alieníƒÂ­genas al momento de ser colonizada y dominada por el hombre. Y la respuesta es simple y líƒÂ³gica: flotas de robots positríƒÂ³nicos enviadas desde el planeta Aurora acabaron con ellas en el comienzo de la colonizaciíƒÂ³n galíƒÂ¡ctica. O la explicaciíƒÂ³n que da Brin a la interrogante de cíƒÂ³mo una civilizaciíƒÂ³n galíƒÂ¡ctica se pudo mantener estíƒÂ¡tica en lo social y tecnolíƒÂ³gico durante miles de aíƒÂ±os sin, por ejemplo, reinventar los robots una y otra vez en los millones de mundos que formaban el Imperio GalíƒÂ¡ctico; la respuesta -en la líƒÂ­nea de Asimov- es consecuencia de la manipulaciíƒÂ³n mentíƒÂ¡lica que Daneel Olivaw ha hecho mediante los llamados “emisores giskardianos” induciendo un estado de conformismo y estancamiento, en respuesta al problema del caos y por el “bien” -tal como lo entiende Daneel- de la humanidad. Por otro lado, Kingsbury afronta valientemente la tarea de narrar las consecuencias que supone un Segundo Imperio controlado por los poderes mentíƒÂ¡licos y la psicohistoria, concluyendo que el paternalismo psicohistíƒÂ³rico no debe bordear la libertad humana.

A continuacion puedes leer mas sobre el pueblo de Sagàs. Justo debajo puedes ver mapas y fotos vía satélite del pueblo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *